MERSUKA DOPAZO ARTISTA PLASTICA

Utilizo telas de muchos países y le gust6 tanto que decidió hacer una colección que dura hasta hoy día. Mersuka sube a su estudio y el mundo que le rodea se d1S1pa. “Cuando algo me emociona no oigo nada, illi a los niños’ Pinto y pinto sin parar. En cada viaje que realizo surgen mil ideas en mi cabeza”. Una de ellas fue la de representar artistas de otros países y darles a conocer en España. Es el caso de Ben Ismael, pintor marroquí cuya obra cuelga de las paredes de su casa. “Mi marido Felipe es arquitecto y diseñador de muebles de hierro, y esta­mos muy un1dos al mundo de la decoración. De Felipe surge la idea de trabajar en hierro. Tengo una taller de cerrajería maravillosa a pocos metros de mi casa Este año he estado se1S meses yendo todos los días y ha s1do una ,,
gran experiencia. Lacasa que Mersuka y Felipe idearon para su familia, a las afueras de Madrid, se levant6 sobre la marcha. “Cada día que visitabamos la obra hacíamos un cambi0. A mi me gusta mucho el campo y los grandes espacios. Por eso la distribuc1ón es abierta, sin p